Historia

Fe y Alegría es un Movimiento de Educación Popular y Promoción Social. Nació en un barrio pobre de Caracas, Venezuela, en 1955, como respuesta a la situación de marginación y la falta de oportunidades de educación de los pobladores de este lugar. Su fundador es el sacerdote jesuita José  María Vélaz. El Movimiento creció con el apoyo de diversos sectores de la población y de comunidades religiosas que se sumaron a este esfuerzo por brindar oportunidades a los sectores más vulnerables de la sociedad.

Actualmente, Fe y Alegría está extendida en 18 países: 17 en América Latina y 1 en África (Chad, desde 2008), con proyección de ampliar su presencia en este continente. Cuenta también con una plataforma de apoyo en España, a través de la fundación Entreculturas.

 

FE Y ALEGRÍA EN EL PARAGUAY
Una luz de esperanza..

 

El sueño de contar con Fe y Alegría en Paraguay se acariciaba desde 1979. Sin  embargo, en ese entonces no estaban dadas las condiciones para su fundación. En 1989, con el fin de la dictadura, se dieron las condiciones para intensificar los trámites y las conversaciones para que el sueño se haga realidad. En junio de 1991 una chispa surgió y Fe y Alegría nació como una voz que, en coherencia con el ideario internacional, clama por una sociedad más justa y fraterna.

Para este evento, llegó al país el P. Luis Giménez Lombar SJ, quien junto con el P.  Ramón Juste, entonces provincial de la Compañía de Jesús en Paraguay, y un grupo de personas apostaron por la nueva propuesta. Posteriormente, en julio, es nombrado el P. José María Blanch SJ como primer Director Nacional de la institución. En ese mismo año se realizó la primera reunión de la Junta Directiva.

Ese año (1991), se llevaron a cabo numerosas gestiones ministeriales para su aprobación y otras de índole organizativa. Y además, en el XXII Congreso Internacional, Fe y Alegría Paraguay, pidió oficialmente su reconocimiento como integrante de la Federación Internacional de Fe y Alegría en América Latina.

En 1992, se ultimaron los detalles para la implementación de los distintos programas educativos. En julio comenzaron el Programa Rural de Educación Bilingüe Intercultural (PREBI) y el Programa de Escuelas Suburbanas. Ambos programas dirigieron su atención a los niños y jóvenes de los sectores rurales y suburbanos, ofreciendo educación escolar básica, en la modalidad presencial.

El Programa Rural de Educación Bilingüe Intercultural por Radio (PREBIR) emitió sus primeras clases radiales a partir de enero de 1993, ofreciendo Educación General Básica a jóvenes y adultos de áreas rurales.

Desde su mismo nacimiento, Fe y Alegría obtuvo el apoyo del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), de numerosas congregaciones religiosas, de laicos, de voluntarios, de donantes nacionales e internacionales y de agencias financiadoras. Además, se contó con la colaboración de la gente de los barrios y de los más recónditos lugares del interior, quienes acogieron la propuesta e hicieron posible que Fe y Alegría Paraguay sea una luz de esperanza para la construcción de un mundo más humano.