Becas Adelaida

BECAS ADELAIDA es un proyecto de ayuda a jóvenes mejores alumnos de nuestras instituciones del área rural (Concepción, San Pedro, Caaguazú y Pte. Hayes), para poder cursar sus estudios universitarios.

El proyecto se inició en el año 2007, con 3 estudiantes egresados del Colegio Santa María de la Providencia de San Joaquín (Caaguazú), que se trasladaron hasta Santa Rosa – Misiones para iniciar sus estudios de Agronomía.
Posteriormente, el grupo creció, con 4 nuevos compañeros, entre 2007 y 2008. Un joven más se unió a este grupo en 2011, completando 8 estudiantes en Santa Rosa.

En 2010, se sumó a este proyecto el apoyo económico de un antiguo alumno de los jesuitas de Bolivia, el Señor Takahira, para solventar los costos de la universidad. Los alumnos también hacen su parte: con un buen rendimiento académico, consiguen descuentos importantes en la matrícula y otros beneficios en la facultad. También se ha conseguido instalar a 4 de ellos en la residencia universitaria.

El aprovechamiento de este grupo ha sido excelente. En 2011, algunos de estos estudiantes pasaron ya al tercer semestre, mientras que los más antiguos iniciaron el sexto semestre.

 

Nuevo frente

En el 2011 contamos con 12 nuevos becarios. Este año fueron incluidos 2 alumnos de Pa’i Puku (Presidente Hayes), 4 alumnos de Arroyito (Concepción) y 6 alumnos de Kamba Rembe (San José del Norte – San Pedro).

Estos jóvenes están cursando diversas especialidades: Ingeniería Agronómica, Administración Agropecuaria, Veterinaria y Hotelería y Turismo.

Con los nuevos estudiantes incorporados este año, el proyecto está beneficiando ya a un total de 20  jóvenes, y a poco de dar los primeros egresados universitarios.

El emprendimiento es costoso, pero precioso. Es una manera de concretar el sueño de tantos jóvenes que, si no contaran con esta ayuda, su vida, sus sueños y sus posibilidades no tendrían más horizonte que sus alambradas, sus chacras o la delincuencia.

Este proyecto necesita la suma de todas las personas de buena voluntad que quieran seguir haciendo posible el sueño de muchos jóvenes de formarse y forjar un futuro digno para ellos mismos, para sus familias y para su comunidad.

La invitación está hecha, con lo que cada uno pueda y quiera dar. Lo importante es sumarse a este sueño y hacer posible que pueda latir fuerte el corazón de estos y otros jóvenes, llenos de esperanza en un futuro mejor.

 

Becarios de San Pedro y Concepción                                 Becarios de Misiones, con el Señor Takahira